El cloro, la sal y los químicos que se añaden al agua de las piscinas deterioran las toallas, por eso es necesario que después de su uso tengan que lavarse.

Para que la toalla que utilizas para ir a la piscina te dure mucho tiempo, te damos algunas recomendaciones de lavado:


  • Sacude los restos de arena, césped y otros elementos, para evitar que las bacterias se asienten en los tejidos.

  • Si están manchadas con crema, usa oxígeno activo, amoniaco o incluso jabón para la vajilla, que pueden resultar útiles para quitar la mancha.

  • Usa un buen detergente para lavar tu toalla y usa poco suavizante.

  • No mezcles en tu lavadora toallas de color con blancas, ya que éstas últimas podrían mancharse.

  • Sécalas bien, que no acumulen humedad.

  • Prohibido dejarlas húmedas durante varios días en la lavadora.
Artículo realizado con información de Fece.org.